DIECINUEVE

Vida la que da la nostalgia en su aliento paralizador,
Que ahora pica pero ya agrada,
Ahora alivia con escozor.
Que se recrea en el desahogo,
Que ya apacigua la indefinición.
 
De pronto pesaron los diecinueve,
Se condensaron con fulgor,
Sin forma, sobre las pupilas,
Con desorden abrasador.
 
Orgullo ahogado en nostalgia.
Emoción. Solo emoción.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s