CUANDO LA NECESIDAD SE VUELVE PALABRA

Siquiera preciso aire 
Las noches en que la necesidad se vuelve palabra:
Papel y lámpara por almohada,
Cuerpo de ojos abiertos.
Más nada.
 
En el nuevo tanteo de lo conocido,
Sacio mi sed de cadencia.
Y sedienta, me acomodo
En la sutileza de las vueltas de tuerca.
 
Connotaciones por mil veces renovadas
Las que bebo, insaciable,
En el frescor releído de los versos,
Fuente inagotable.
 
Y así,
Entre tanto matiz,
Y entre tanta tuerca de vuelta,
Respira, al fin, en la noche,
La siempre cadencia sedienta,
De insaciabilidad incierta.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s