UN ABISMO TENGO POR PECHO

Un abismo tengo por pecho en las horas sepultadas por el véspero de mis [entrañas,
Cabalgando a lomos de carpe díemes desfasados de paso constante,
Igual de punzantes que el tic-tac de ese reloj que me mira,
Que me mira pero no dice nada,
Que me mira pero calla.
 
¿Qué miras? ¿Qué callas?
Aleja tu inquisitoria mirada,
Testigo de delirios de rabias condensadas.
Te lo suplico, ahora calla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s